Eduardo Arocena | 35 años en prisión de máxima seguridad

    Mientras los comunistas asesinan y esclavizan nuestra América Latina, hay un hombre digno, de valor probado, un gran patriota cubano, que los Estados Unidos mantienen encarcelado, solo porque ha tratado de evitar que ese sistema de represión y muerte bañara en sangre nuestra América. Me refiero a Eduardo Arocena quien lleva 35 años en prisión de máxima seguridad. Eduardo no tiene hechos de sangre en su expediente y aun enfermo y viejo lo mantienen preso.
Eduardo Arocena 35 años en prisión de máxima seguridad

Eduardo Arocena lleva 35 años en prisión de máxima seguridad

El tribunal le dijo: “Tu haz escogido el camino de héroe” y Eduardo contestó: “Cumpla usted con su deber que yo cumplí con el mío.” Lo que lo siembra a él fue que no habló cargó él solo con la culpa. Para nosotros los cubanos echar a alguien palante es de cobardes. Y claro, aquí en este país si tú no cooperas te llevan más recio.

Eduardo ya no está para que lo tengan en prisión. No hace mucho sufrió una trombosis y está medio paralizado de la mitad de su cuerpo, al extremo que se partió un tobillo y fue el médico el que se dio cuenta porque él de esa parte no siente nada.

Es inhumano mantenerlo en esas condiciones en prisión, su esposa Miriam está pidiendo que lo pongan en libertad por cuestiones de humanidad basado en sus enfermedades y en su edad creo que tiene ya 72 años.

¡¿Hasta cuándo los Estados Unidos van a encarcelar a los buenos y dejar libre a los malos?! Mientras se ensañan con Arocena, los comunistas encabezados por el sanguinario desgobierno cubano, con las manos sueltas propagan su venenoso marxismo-leninismo por el mundo entero.

Hombres como Eduardo Arocena no se llevan a prisión. Las prisiones, señores gobernantes de los Estados Unidos, son para los que asesinan esclavizan y destruyen a pueblos indefensos como Cuba, Venezuela y demás países que sufren el flagelo de los comunistas.

Tiene tres acusaciones: mentir a un gran jurado, tráfico de armas y planear un atentado contra un ministro del gobierno de Cuba. El atentado no se llegó a realizar.

Tendría mucho éxito lograr una entrevista de Miriam, la esposa de Eduardo, con la Primera Dama o con el Presidente. Si por casualidad alguien que tenga medios lee este escrito, eso es algo que tal vez podría hacer como ayuda humanitaria. Bueno lo que sea que cualquiera haga por este valeroso cubano, Dios, su familias y sus amigos se lo agradeceríamos siempre.

This entry was posted in Artículo, Cuba, Desde Miami, Estados Unidos, Historia, Lugares, Miami, Miami, Noticias, Opinión and tagged , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *